Namibia

NamibiaNamibiaSi se quiere definir a Namibia en pocas palabras, podemos decir de ella que es un “continente en miniatura”, y un “país de grandes contrastes”. Es un país capaz de mostrar todos los paisajes posibles del continente africano, incluyendo el desierto más antiguo del planeta, escarpadas montañas, corrientes de agua, espesos bosques y vastas planicies sahelianas. Todo ello propicia la existencia de una variada y rica vida animal y vegetal. De reciente independencia (1990), y con una sólida infraestructura moderna, Namibia es un buen reflejo de cómo se pueden mantener las formas de vida tradicionales, representadas en los poblados y en las etnias. El territorio se divide en cuatro regiones: la Franja Costera en la que destaca “Skeleton Coast”, la Cordillera, muy erosionada, donde se encuentran los macizos de Natal y Drakensberg, la Meseta Interior que alberga grandes llanuras agrícolas y ganaderas y la Franja de Caprivi, en el Noreste del país que fronteriza con Zambia, Botswana y Angola. Los parques más destacados son el Parque Nacional de Etosha, el tercero mayor del continente, con una gran variedad en cuanto a fauna y flora, y el Parque Nacional de Namib-Naukluft con un paisaje lunar único y las dunas de Sossuvlei, que llegan a alcanzar los 325m de altura. En este parque también se encuentran los Cañones de Sesriem y Kuiseb, atravesado por el río del mismo nombre que desemboca en Walvis Bay. Otro de los atractivos del país, es Cape Cross, una de las colonias de focas y lobos marinos más grandes. Los Himba, una de las etnias más conocidas y que mejor han conservado su cultura se distribuyen en distintos poblados en el norte del país, en la región de Kaokoland. En el centro del país se encuentra Windhoek, la capital y Okahandja, conocida por ser capital de otra de las etnias más representadas, los Herero.

 

Share Button

Los comentarios están cerrados.