Noruega

NoruegaNoruegaUna realidad de ensueño. Noruega ofrece a sus visitantes la perfecta combinación entre la bella naturaleza, con las cristalinas aguas de los fiordos bañando las verdes laderas, y la cosmopolita capital, con las numerosas atracciones y la rica vida cultural que ofrece cada uno de sus pueblos. En Oslo, uno puede perderse en algunas de las más singulares galerías, entre

las que destacan el Museo de los Barcos Vikingos, el Folklórico, el Museo del Esquí y La Fábrica de Vidrio de Hadeland. Otras visitas obligadas son el Parque Vigeland, un auténtico museo al aire libre, el representativo edificio del Ayuntamiento y el Nobel Fredssenter, donde cada año se entrega el Premio Nobel de la Paz. El oeste del país, alberga los lugares más característicos y sorprendentes, es la Noruega de los fiordos, donde se encuentran fiordos profundos, quebrados y estrechos, con cascadas y laderas de montañas que se proyectan en picado al mar y también fiordos anchos y afables, en los que la fecunda tierra agrícola y la abundancia de pesca han creado un perceptible bienestar. Møre og Romsdal, la zona más septentrional, acoge el fiordo Geiranger. La zona sorprende a los

visitantes por los fuertes contrastes de las animadas ciudades y la flamante industria local con las zonas rurales y de naturaleza virgen. Bergen es la puerta de entrada a la naturaleza, punto de partida para descubrir los fiordos de Nordfjorf, Hardangerfjord y Sognefjord, el más grande del mundo,  y el Parque Nacional de Jotunheimen, parajes naturales que, sencillamente, quitan el aliento del visitante por su incomparable belleza. En la misma latitud que Alaska y Siberia, se encuentra la Laponia noruega. Aquí habitan rebaños de renos y el cangrejo real y es el lugar ideal para realizar un safari en moto de nieve o viajar en trineo. Déjese inspirar por los encantos de esta asombrosa región del planeta donde también se encuentra Cabo Norte.

 

Share Button

Los comentarios están cerrados.